Sin categoría

10 Razones por las que dar una oportunidad al ejercicio

Hoy os traigo un post un poco más práctico o más técnico, según se mire. Muchas veces me preguntáis que por qué hago tanto ejercicio y qué saco con ello.

Si os soy sincera, no siempre tengo ganas de hacer mis entrenamientos. Es más, la mayoría de los días comienzo sin ningunas ganas. Pero desde el primer día que me inicié con el ejercicio, empecé a notar grandes beneficios y no sólo a nivel físico sino también mental. Es el pensar en cómo me siento después lo que me hace ser constante e incluso llegar a disfrutar con ello. Tengo algunos trucos que utilizo para no perder la constancia y vencer a esa pereza que entra cuando toca ponerse al lío. Pero eso lo dejaremos para otro post. Hoy os vengo a hablar de los beneficios y los cambios que se producen en nosotros cuando conseguimos establecer una rutina de ejercicio. Los diez beneficios más importantes para mí son:

1. Te estás regalando amor y mejorando la autoestima

Te dedicas un tiempo para ti, para desconectar y cuidarte. Tu cuerpo se va moldeando y te ves más guapa, te sientes más fuerte y capaz de afrontar los retos que te vas encontrando en el camino.

2. Reciclas todo el estrés en energía y motivación

Al ejercitarse, tu cuerpo libera endorfinas, también conocidas como hormonas de la felicidad, aportando a tu sistema una sensación general de bienestar y hará que la negatividad disminuya. Además, se reduce el cortisol que es una hormona que se libera cuando tu cuerpo se encuentra sometido al estrés. El deporte ayuda a absorberla y a disminuir los síntomas del estrés. Como consecuencia de ello, aparece el punto 3.

3. Reducción de síntomas de ansiedad y depresión

4. Estás construyendo una versión más fuerte y saludable de tí.

Creas masa muscular, eliminas grasa y eso te hace estar más saludable y más fuerte. Cambia tu metabolismo haciendo que quemes más calorías incluso estando en reposo.

5. Fortaleces tu corazón y tus pulmones

Cuando practicas ejercicio mejora la eficiencia del corazón, es decir, utiliza menos energía para el mismo trabajo. Estimula la circulación dentro del músculo cardiaco, reduce a presión arterial y aumenta la circulación en todos los músculos.

6. Provocas una menor degeneración neuronal y mejora la función cognitiva del cerebro

7. Mejoras tu sistema inmune

La actividad física puede ayudar a eliminar bacterias de los pulmones y las vías respiratorias. Provoca cambios en los anticuerpos y los leucocitos, circulando éstos más rápidamente para poder detectar y combatir enfermedades más efectivamente. La elevación breve de la temperatura corporal durante e inmediatamente después de ejercicio puede impedir el crecimiento bacteriano. Y la disminución de las hormonas del estrés, como el cortisol, puede proteger contra enfermedades.

8. Ayudas a mejorar tu piel

El deporte estimula la sudoración sanguínea, ya que recibe más oxígeno y nutrientes. Por otro lado, el sudor aumenta la temperatura corporal, favoreciendo la eliminación de suciedad en la piel, puntos negros, acné… Mejora el brillo y el color de la piel.

9. Comienzas una transformación completa en todas las áreas de tu rutina diaria

Afrontas las rutinas de tu día a día con otro ánimo y siendo consciente de tus capacidades.

10. Entrenas la confianza en ti mismo

Generas fuerza de voluntad y confianza en ti mismo como para comprometerte a lograr otras metas.

Ya veis, que casi es mejor preguntar en qué no ayuda el ejercicio. Por otro lado, soy consciente de que si nunca se ha practicado ningún deporte o actividad física, puede ser duro y difícil pero el secreto está en la constancia y en empezar poquito a poco para crear un hábito. En posts posteriores hablaremos de cómo podemos comenzar, siempre desde mi experiencia, y veremos algunos tips para comenzar con el ejercicio físico de una forma fácil y gradual.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *