¿Tu orquesta está desafinada?

Avatar de Silvia

Últimamente, recibo muchos mensajes privados en mis redes sociales dándome las gracias por la actitud con la que comienzo el día porque os trasmite mucha energía y positividad. Y dejarme deciros, que hay días que me cuesta encontrar esa energía positiva. Pero aunque tenga que dedicar un rato a despertarla y hacer que salga, merece la pena.

La actitud con la que afrontas el día es la responsable de marcar la diferencia para que tu día cuente o para que tu día pase sin más. Es cierto, que en los últimos meses nos hemos metido en una rutina que es muy fácil dejar que los días pasen sin más. Podríamos decir que últimamente la orquesta está un poco desafinada o que no para de tocar canciones que no nos gustan mucho. Estamos (hablo desde nuestra experiencia) cansados de que nuestras rutinas se vuelvan demasiado rutinarias. Además de que echamos de menos pasar ratitos con gente a la que queremos, también añoramos viajar. Los que me seguís de hace tiempo, tanto por aquí como por las redes sociales, sabéis que es una de nuestras pasiones y que hacíamos unos cuántos viajes al año sin contar las escapadas de fin de semana. Esa perspectiva, esos diferentes puntos de vista, esas nuevas culturas, costumbres, gastronomías, esas experiencias y vivencias que nos dan los viajes, no lo podemos suplir con otra cosa.

Así que no nos ha quedado más remedio que poner nuestro foco en otras actividades y darnos cuenta de que hay otras pequeñas cosas con las que disfrutamos, las cuales antes pasaban desapercibidas. Por ejemplo, ver una película en familia, cocinar juntos, las charlas alrededor de la mesa, un momento de lectura individual, una buena música, un spa casero, un paseo por el monte… Y así os podría estar enumerando cosas hasta la eternidad, porque he descubierto la grandeza que hay en las pequeñas cosas. Y me preguntaréis cómo lo he conseguido. Pues viviendo el presente. Estando en el aquí y ahora y poniendo toda mi mente, mi cuerpo y mi alma en disfrutar de lo que estoy haciendo en cada momento. Al principio, no es fácil pero, como todo en esta vida, se consigue entrenando.

Es cierto que hay días que el ánimo no te deja estar presente.  No te preocupes, no pasa nada y no hay que sentirse mal por ello. Valga la redundancia: «No te sientas mal por sentirte mal». Debemos permitirnos estar mal o no estar tan bien y que esos sentimientos fluyan para dejar paso a las cosas buenas que vienen. Lo importante es no quedarse en ese sentimiento y volver rápidamente al camino. Una técnica que a mí me ayuda mucho es la meditación porque me hace estar presente en el ahora y poder tomar decisiones desde la calma. También entrenar, correr, escuchar mi canción favorita o bailar para volver a elevar mi energía. ¿Tú, qué haces para salir de esa rueda de negatividad? Encuentra tu método, tu técnica o tu actividad que te sirva para volver a enfocarte en continuar bailando aún cuando la orquesta esté desafinada. Y no olvides, para ello, ponerte tus mejores galas: tu sonrisa y tu actitud.

También, hay una forma en la que me puedes ayudar a mí y es dejarme en los comentarios qué cosas o qué acciones son las que te sirven a tí para seguir bailando la vida y así podamos seguir ayudando a más personas.

¡Gracias por estar siempre al otro lado de la pantalla!

Tagged in :

Avatar de Silvia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More Articles & Posts